El PP exige una solución urgente para la planta de Nostián ante la posibilidad de pérdida de empleos

El PP exige una solución urgente para la planta de Nostián ante la posibilidad de pérdida de empleos
El portavoz adjunto del grupo popular, Roberto Rodríguez, y la concejala Esperanza Peñalosa, mantuvieron hoy un encuentro con el comité de empresa de la planta de Nostián 
Lamentan la falta de comunicación por parte del Ejecutivo de Inés Rey con los trabajadores, que ven peligrar sus puestos de trabajo en los próximos meses

El grupo municipal del PP demanda al Gobierno local una solución urgente para la planta de Nostián ante los problemas que se avecinan, una vez termine el contrato de gestión de la planta el 1 de enero de 2020. Toda vez que hemos llegado a este punto, entre otros motivos, por “la falta de interés y desidia del Gobierno local, tanto de Marea como del PSOE”, ahora urge buscar soluciones para que se pueda prestar el servicio en condiciones, a partir del 1 de enero de 2020.

Así lo transmitió hoy el portavoz adjunto del grupo municipal popular, Roberto Rodríguez, al comité de empresa de la planta con los que mantuvo un encuentro esta mañana. En esta reunión, tanto el portavoz adjunto como la concejala Esperanza Peñalosa trasladaron a los trabajadores su apoyo ante el ERTE para 40 trabajadores que ha anunciado la compañía Albada, una vez que se termine el contrato en vigor. En ese punto, el comité de empresa ha mostrado también su preocupación por la viabilidad de la planta si el Consorcio das Mariñas deja de enviar a Nostián sus residuos.

Por todo ello, los populares han lamentado que estemos ante “esta situación de inestabilidad, que bien podría haberse evitado si las cosas se hubieran hecho bien y el contrato estuviese ya licitado, que es lo que tendría que ser”, ha insistido Rodríguez.

Hace mucho tiempo que se sabe la fecha de finalización del contrato de gestión de la planta de Nostián. Y, es más, desde febrero, el Gobierno, entonces de Marea, y ahora el PSOE, saben que la empresa renuncia a la posible prórroga, por lo que no es comprensible que todavía no esté ni licitado el contrato.