El PP cree que las críticas de la oposición a los presupuestos expansivos de la Xunta son una rabieta fruto de su frustración

El PP cree que las críticas de la oposición a los presupuestos expansivos de la Xunta son una rabieta fruto de su frustración
Muestra su asombro porque reclamen ahora proyectos que llevan paralizados o bloqueados desde 2015 por el gobierno de la Marea, como la intermodal o el centro de salud de Santa Lucía
Anima a los socialistas a trabajar de una vez por todas en Madrid y en Bruselas por el dragado de la ría de O Burgo, para el que no han hecho nada en cuatro meses de gobierno
El Gobierno autonómico destinará para el 2020 una inversión directa en la ciudad de 84 millones, 8,6% más que el año anterior
La Xunta tiene el presupuesto de este año aprobado y tendrá el del próximo en vigor el uno de enero, frente a los Gobiernos del Estado y municipal que este año lo tienen prorrogado y que tampoco tendrán aprobado el de 2020 en tiempo y forma

El Partido Popular de A Coruña considera una rabieta fruto de la frustración de la oposición las críticas que el partido que gobierna en María Pita y sus dos socios preferentes han lanzado en las últimas horas contra los Presupuestos 2020 de la Xunta, unas cuentas expansivas para A Coruña, centradas en la mejora de nuestra salud y de nuestra educación, en el bienestar de los jóvenes y de los mayores, y en la ayuda social.

Para el PP coruñés, es falso hablar, como se ha hecho, de una “exigua” inversión del Gobierno autonómico cuando esos presupuestos autonómicos contemplan una inversión directa en la ciudad de casi 84 millones de euros, lo que supone un incremento de un 8,6% respecto al ejercicio anterior. Los populares sostenemos que esas quejas tienen su origen en la frustración que sienten los tres partidos (PSOE, BNG y Marea) ante un gobierno estable, que aprueba sus cuentas en tiempo y forma y, además, los supera cada cuatro años en las urnas, como es el caso de la presidida por Alberto Núñez Feijóo.

Frente a esta incontestable realidad, el PSOE y sus dos socios preferentes no van a ser capaces de aprobar el presupuesto municipal coruñés para que entre en vigor el 1 de enero, por lo que 2020 será el quinto año consecutivo en que las cuentas municipales no estén aprobadas en tiempo y forma, y tampoco han sido capaces de aprobar el presupuesto del Estado para este año estando prorrogado el de 2018. Por tanto, la Xunta es la única administración que tiene aprobado el presupuesto de este año y será la única que tenga el del próximo año en vigor el primer día de enero.

El PP de A Coruña considera que estos tres partidos ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, ya que solo así se entiende que haya quejas por la inversión prevista para la puesta en marcha de la estación intermodal o el centro de salud del mercado de Santa Lucía, proyectos cuyo retraso obedece a la paralización y al bloqueo ejercidos en su día desde María Pita por la Marea durante cuatro años.

En los Presupuestos de la Administración Autonómica se reserva el crédito necesario (365.000 euros) para concluir el nuevo proyecto de la estación intermodal de A Coruña –paso previo para la licitación de las obras–, y por otra parte, el Ayuntamiento aún no cuenta con un proyecto definitivo para Santa Lucía que incluya el centro de salud; no obstante, en los presupuestos autonómicos se incluye el dinero necesario para 2020 en una partida genérica para centros de salud.

Los populares consideramos que, en lugar de malgastar esfuerzos en críticas injustificadas, los socialistas tendrían que hacer autocrítica y preguntarse si en 2020 tampoco habrá presupuesto para regenerar la ría de O Burgo. Inés Rey no ha dispuesto de tiempo en cuatro meses de gobierno para desbloquear este asunto en Madrid y licitar, de una vez por todas, la actuación. En este punto, el PP quiere recordar que la Xunta ha destinado en los últimos años 100 millones de euros para completar el saneamiento de esa ría.

Por último, el PP de A Coruña quiere destacar que los presupuestos de la Xunta para 2020 incluyen partidas para, entre otras mejoras, la redacción del proyecto del nuevo hospital de la ciudad, la finalización del CEIP de Novo Mesoiro y la reforma del IES Eusebio da Guarda, la construcción del espacio Amizar y de una residencia para mayores en Eirís, un impulso de 6 millones de euros para la Vía Ártabra e importantes dotaciones para programas de rehabilitación de vivienda y para levantar 40 viviendas de promoción social en el Ofimático.