Artículo de Bea Mato: "Vienen los dos: Sánchez y el presidente"

Artículo de Bea Mato: "Vienen los dos: Sánchez y el presidente"

El doctor Sánchez y míster presidente visitan hoy Coruña. Va a ser una mañana complicada. El número uno del PSOE al Congreso por Madrid se va a encontrar con la número uno del PSOE a la Alcaldía de Coruña. Por fin se van a ver las caras. Era hora, ya que desde que desdobló su personalidad, ni Sánchez ni el presidente habían pisado tierras coruñesas.

Será, sin duda, una mañana tensa. El presidente tendrá que soportar la cascada de reproches que sus compañeros de partido le guardan desde que tuvo la descortesía de pisotear a Galicia y a Coruña con el insultante proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Por suerte, aquella reverencia humillante al secesionismo catalán se quedó en nada, a pesar de los votos a favor de todos los diputados socialistas –también los gallegos– y de casi todos los de En Marea, manejados por control remoto por Xulio Ferreiro.

Si no hace mucho viento, es posible que desde la plaza de la Cubela se escuchen los reproches de la candidata coruñesa recriminándole unas cuentas en que se olvidó del vial 18, de la ampliación de Alfonso Molina, del Puente del Pasaje, del tren a Punta Langosteira, de cualquier opción de encauzar la deuda del Puerto Exterior, de Alvedro, de la Intermodal, del tren a Ferrol… Puede incluso que el aún presidente del Gobierno caiga en la triste cuenta: 67 euros menos para cada gallego, 93 euros más para cada catalán. 

Es cierto que en nueve meses de presidencia no ha tenido tiempo ni ánimo para ocuparse de Coruña y de los coruñeses. Pero ya que le coincide pasar por aquí –y aunque solo sea por curiosidad– preguntará si estos cuatro años de sumisión a la Marea Atlántica han valido la pena y han servido para que nuestra ciudad se destaque a la cabeza del impulso económico de Galicia. Podrá entonces escuchar a sus compañeros de siglas defendiendo que el apoyo incondicional a la Marea Atlántica ha servido, efectivamente, para que la ciudad esté hoy, gracias al PSOE, más activa,  más cuidada y mejor posicionada que hace cuatro años. 

Me va a tener que disculpar, pero necesito apelar a la ironía y retranca gallega para sobrellevar esto. Con respeto y franqueza, confiamos más bien nada en que Pedro Sánchez esté realmente preocupado por lo que pasa en Coruña. Dudamos incluso de que le robe minutos de sueño lo que pasa dentro de su propio partido. La curiosidad nos tienta, pero estamos muy centrados en escuchar a los coruñeses y en construir juntos un proyecto compartido.

Que no le parezca un desprecio si excusamos nuestra presencia, pero nos mantiene muy atareados este empeño que nos llama a rescatar Coruña de la parálisis en que nos ha sumido Xulio Ferreiro, siempre con la inestimable complicidad del socialismo coruñés. En este rincón de España –porque no olvide, presidente, que Coruña también es España– no disponemos de demasiado tiempo para sus delirios de grandeza. Tenemos mucho que hacer, mucha ilusión que recuperar, muchos proyectos que poner a andar, mucho orgullo que restañar. 

Piense que esta es una ciudad imparable y los coruñeses lo vamos a demostrar. Se lo vamos a demostrar a los dos, al Señor Sánchez y a míster presidente, cualquiera que sea el traje que haya elegido en esta ocasión para visitarnos.

Artículo publicado el 10.03.2019 en “El Ideal Gallego”