El PP critica al ejecutivo de Ferreiro por manipular datos del contrato de Jardines Históricos para tapar su incompetencia

El PP critica al ejecutivo de Ferreiro por manipular datos del contrato de Jardines Históricos para tapar su incompetencia
El PP pone de manifiesto que la concejala de Medio Ambiente, María García, falta a la verdad cuando dice que el anterior contrato solo contaba con dos personas, puesto que el convenio recogía seis con salario, la incorporación de nuevas prestaciones, controles de calidad y cláusulas sociales que lo han hecho un pliego ejemplar
De los datos aportados por la concejala para la nueva licitación, no se deduce ninguna prestación nueva, aunque incrementa el precio en un 80%, de 262.546 euros a 471.735
María García tiene todavía sin adjudicar el nuevo contrato de recogida de basuras que está sin contrato desde enero de 2017, al igual que limpieza viaria que se abona con factura desde julio de este año

El Grupo municipal Popular critica que la concejala de Medio Ambiente falsee los datos del contrato de mantenimiento de jardines históricos para ocultar su falta de capacidad para gestionar los servicios públicos. Una falta de capacidad que se demuestra en el hecho de que la recogida de basuras esté sin contrato desde enero de 2017 sin que se haya adjudicado el nuevo y limpieza viaria desde junio de 2018 sin que se haya siquiera licitado.

La concejala falta a la verdad cuando se dice que el anterior contrato de jardines históricos sólo contaba con dos trabajadores, cuando el cálculo previsto para el Lote 4 era de seis con un coste total de 136.000 €, estimado según costes salariales existentes y convenios a los que estaban adheridos.

Por tanto, María García manipula los datos al declarar que los trabajadores no tenían unas condiciones dignas, y es tendenciosa al hablar de que solo dos eran los que mantenía el contrato sólo para Méndez Núñez, cuando entran además el resto de jardines históricos.

En caso de que la empresa adjudicataria no incorporase al personal necesario, es porque la concejalía no fue capaz de comprobarlo. El punto 6.1 del pliego de prescripciones técnicas dice textualmente “(…) debiendo disponer del personal en cantidad suficiente para cumplir las prestaciones objeto del servicio. Para ello deberá disponer de las correspondientes plantillas de trabajadores necesarias para cubrir los puestos de trabajo precisos para la ejecución de los trabajos”.

Por otro lado, de los datos aportados para la nueva licitación, no se deduce ninguna prestación nueva respecto a las previstas en el Pliego de Condiciones que licitó el anterior Gobierno municipal. Sin embargo se incrementa el precio del contrato en un 80%, y no en un 45% como afirma, ya que el coste inicial pasa de 262.546 € a 471.735 €.

La concejala de Medio Ambiente quiere tapar su ineficacia e incapacidad acusando al anterior Gobierno cuando el contrato es perfectamente legal, como ya declararon los tribunales de contratación, dejando en ridículo al Gobierno Municipal que no quería adjudicarlo sin motivo. Se incorporaron nuevas prestaciones, nuevas tipologías de mantenimiento, controles de calidad de los trabajos y cláusulas sociales que lo han hecho un Pliego ejemplar, eliminando también todo tipo de criterios subjetivos en la valoración de las ofertas.

Fuente de la imagen: La Voz de Galicia