El PP considera inexplicable el nuevo retraso de las obras de Riazor, que se irá al doble de plazo de lo previsto

El PP considera inexplicable el nuevo retraso de las obras de Riazor, que se irá al doble de plazo de lo previsto
El Grupo municipal Popular critica los continuos cambios de fecha en el término de la obra de la cubierta de Riazor
La portavoz municipal valora la remisión del expediente del piso de la calle Santander al Consello Consultivo como un nuevo intento del gobierno local de dilatar el proceso de devolución del dinero por la compra irregular 

El Grupo municipal Popular ha calificado de “increíble” que el proyecto de siete millones de euros para renovar la cubierta del estado de Riazor no contemplase las obras necesarias para las labores de mantenimiento y de seguridad para los trabajadores de la obra. Este déficit ha generado la necesidad de modificar el proyecto que deriva en un nuevo retraso en la obra, que según la previsión inicial debería estar terminada en agosto de este año.

Estamos ante una obra prevista para cuatro meses y que, según el último dato, se irá como mínimo a ocho o nueve meses, dado que primero hay que elaborar el proyecto y aprobar la modificación para, a continuación, dejar un mes para la ejecución. “Llegaremos a Navidad con el estadio con andamios y grúas”, incidió Rosa Gallego en declaraciones a los medios tras la Junta de Gobierno local.

Por otro lado, se refirió también a otro de los temas aprobados hoy en la Junta, la remisión del expediente de uno de los dos pisos comprados a un firmante de la Marea al Consello Consultivo. De nuevo, subrayó Gallego, estamos ante el interés del Gobierno de Ferreiro de retrasar la solicitud de anulación del expediente de la compra del piso de la calle Santander y por tanto dilatar el proceso de devolución del dinero por la compra irregular de los pisos a Toni Lodeiro, firmante fundador de la Marea.

El Consello Consultivo fue muy claro en su dictamen al indicar que procedía la anulación de los expedientes, por lo que la única excusa para aprobar ahora la remisión, otra vez, de este es llegar a las elecciones sin que se haya recuperado el dinero. No hay otra explicación.

Tras el dictamen demoledor, lo procedentes sería dar audiencia al interesado y decidir la nulidad, sin demoras. Además, llama la atención que no exista ningún informe técnico que avale esta decisión, sino que la propuesta viene firmada únicamente por el concejal de Rexeneración urbana, Xiao Varela, que recordamos debería estar cesado tras el acuerdo del pleno.

Fuente de la imagen: “El Ideal Gallego”