Beatriz Mato: “O gobernamos nosotros o lo hará la alianza de perdedores con la Marea de Podemos por el medio”

Beatriz Mato: “O gobernamos nosotros o lo hará la alianza de perdedores con la Marea de Podemos por el medio”
Beatriz Mato se ve como la alternativa para un cambio en el Gobierno local y su objetivo en estos meses será recorrer la ciudad para establecer un proyecto con el que se identifiquen la mayoría
Por fin se hizo oficial.
Por fin, por fin. La verdad es que ya tenía ganas, se lo había pedido al presidente en varas ocasiones porque me hacía mucha ilusión. Hemos tenido la oportunidad de hablar en más de un despacho sobre la ciudad y de decirle lo que me preocupaba la situación en la que la veía. Le trasladé en más de una ocasión la ilusión que me hacía dedicarme en exclusiva a A Coruña y la necesidad que veía de que esto fuera pronto.

¿Fue demasiada larga la espera?
Durante el tiempo en el que tuve que estar al servicio de Galicia y al lado del presidente Feijóo, para mí ha sido un auténtico honor compatibilizar mis responsabilidades como conselleira y como presidenta local del partido. Dedicaba lo que una persona tiene y es más importante, el tiempo, al trabajo y a la responsabilidad. La consellería la podía llevar bien y al final del día venía a A Coruña para pasear los barrios y estar con la gente. Ahora ya me apetece dedicarme al 100% a A Coruña.

¿Esa espera le puede perjudicar?
Creo que no. A Coruña necesita todo el tiempo y más, y es verdad que persigo acercarme a todas las entidades sociales, culturales, a cada vecino, a cada barrio, y eso necesita tiempo, pero estoy a tiempo de visitar toda la ciudad.

¿Cuáles serán los puntos principales de la candidatura?
Va a haber ejes, pero no los quiero decir porque no están cerrados, mi intención es hacer un proyecto compartido de ciudad. No significa que opto por una idea y a los demás si les parece bien, bien, y si les parece mal, ya se verá, no. La idea es identificar en base a todo el trabajo que me queda por delante de muchas visitas, encontrar ese máximo denominador común que existe y que todos los coruñeses intenten sentirse lo más identificados posible. No se trata tanto de decir voy a hacer, no, voy a ayudar a que haga porque la ciudad de por sí ya tiene latido, tiene mil y un proyectos, cada entidad tiene uno. Todas tienen su propio latido y lo que quiero es unirlo y que sea un proyecto compartido e impulsarlo. Eso a día de hoy no existe y su ausencia brilla por voluntad propia de los que están gobernando. Tenemos que hablar de cohesión social porque no hay nada más importante que garantizar el derecho al progreso de todos los coruñeses por igual, tenemos que hablar de economía y de empleo porque nuestra ciudad está en el vagón de cola. Es importantísimo impulsar a los empresarios, que no sientan que en el ayuntamiento tienen al enemigo, nuestro único enemigo es la pobreza, el paro, las desigualdades. Contra eso es contra lo que tengo que luchar y ayudar a que los empresarios vean en nuestra ciudad un lugar estable y que no quieran marcharse de ella porque tardamos mucho en dar las licencias. 

A ocho meses de las elecciones, ¿Qué opciones ve de ganar?
Honestamente, a día de hoy veo bastantes opciones, a día de hoy. Lo especifico porque a ocho meses las circunstancias pueden cambiar muchísimo, quién nos iba a decir hace cuatro meses que iba a cambiar el gobierno de la nación y mire qué circunstancias estamos teniendo. Quién le iba a decir al señor Pedro Sánchez que en menos de tres meses iba a tener que cesar a varios ministros. Las circunstancias pueden ir cambiando y esos escenarios pueden influir en cualquier candidatura, pero a día de hoy estoy muy animada, no solo por lo que me dicen los que me rodean o me paran por la calle, sino que el gobierno actual ha defraudado a los suyos y los coruñeses lo tienen que valorar: o gobernamos nosotros o va a gobernar la alianza de los perdedores con la Marea de Podemos por el medio. 

Con el panorama de fuerzas que hay ahora, ¿es la mayoría absoluta su única opción para gobernar?
La palabra absoluta es como muy absolutista, valga la redundancia. Buscamos esa mayoría amplia, incontestable, que realmente le dé seguridad y estabilidad al gobierno y que permita avanzar. La mayoría que le ha dado la tranquilidad de poder ser la única comunidad que a día de hoy toma decisiones, gobierna y avanza en positivo sin estar vendida o coaccionada a cualquier formación.

¿Cómo va a ser su equipo?
No lo tengo decidido porque es muy pronto para hablar de equipos. Me he presentado hace dos días y lo importante es trabajar entre todos, no solo yo, sino todos los afiliados del Partido Popular y todos los concejales para percibir el pulso de la ciudad e intentar unificarlo bajo ese proyecto compartido. Evidentemente, lo que tengo que decir es que me siento afortunada porque el Partido Popular en la ciudad tiene mucha cantera, hay un trabajo que ha hecho el grupo municipal con unos concejales que además de ser concejales de la oposición fueron concejales de gobierno, eso es un plus de experiencia porque saben cómo se gestiona y hacer mejor su labor de control de gobierno. Hay una concejala que brilla por encima de todos y no porque sea portavoz, sino por su ímpetu, trabajo, esfuerzo y dedicación diaria a hacer esa labor de control que es Rosa Gallego. Ella estará donde quiera estar en el futuro y el resto, por ahora, ni me lo he planteado.

¿Y quiere que Galllego esté?
Quiero que esté Rosa Gallego, pero ella elegirá.

En este mando el PP ha sido el que ha ejercido una oposición más fuerte hacia el gobierno…
Es que ha sido la única oposición. Ni el Bloque ni el PSOE han hecho oposición.

¿Esa labor sirve de preparación?
Pasar por la oposición es una lección de vida. Fui diputada en la oposición desde el 2005 al 2009 y es verdad que es absolutamente distinto. De todo se aprende y de la oposición también, lo primero para ver el comportamiento de los otros partidos Lo que llama poderosamente la oposición es que se intente mamar y morder a la vez, que es lo que está intentando hacer el Partido Socialista y que creo que le va a pasar factura.

¿Qué efectos está teniendo el gobierno de la Marea en la ciudad?
Podría decir devastador, pero realmente es lo vinculado a la desidia y al desánimo, es el aletargamiento al que somete a la ciudad, que a pesar de ello vibra y late porque tiene pulso propio. Los coruñeses somos alegres, trabajadores y tenemos muchísima vida, pero estamos tocando como en una orquesta sin director, cada uno su instrumento y hace lo que le da la gana, la función del director, que la tiene que tener el Gobierno municipal, está absolutamente perdida y eso provoca muchísima desidia y aletargamiento, la ciudad no pinta nada en ningún foro. Está paralizada, polarizada, aletargada, ha incrementado los índices de violencia y eso me parece un problema grave, no creo que los coruñeses nos merezcamos tener una ciudad dejada de la mano de Dios y que cada uno vaya a lo suyo. Contra eso me presento, para evitarlo, hay que ayudar a que la ciudad toque al unísono y tenga una partitura, que es la que tiene que presentar Beatriz Mato con su equipo.

¿Las elecciones serán una pugna entre el PP y la Marea?
Las elecciones van a ser una pugna entre el PP y los otros, y con eso me refiero a que como el PP no tenga esa mayoría amplia la Marea va a estar siempre presente, no sé si más arriba o más abajo, pero ninguno de los otros va a tener mayoría.

¿Cómo ve a otros partidos como el PSOE o el BNG?
Tenemos el candidato que se propuso y refrendado Xulio Ferreiro por parte de las mareas. Tenemos al candidato del Bloque, Jorquera, que desde que dijo que se presentaba no lo volví a ver, y del Partido Socialista no tenemos nada por lo que la ciudad ahora tiene muy poquito dónde elegir. El Partido Socialista tiene un problema gordo en sus filas, todavía no saben por qué tipo de candidato van a apostar, era bueno que se decidieran para que hablaran un mismo idioma.

“Me da pena ver que el que está de alcalde no sabe, no tiene preparación para esa responsabilidad”

La presidenta del Partido Popular coruñés destaca sus más de nueve años de experiencia en la Xunta como un aspecto clave para saber gestionar una ciudad.

¿Qué fue lo que le llevó a dar el paso de presentarse?
Lo que más me animó es que ser responsable de un gobierno como lo he sido en la consellería, o ser alcalde, es muy difícil, no le quito hierro, pero me da pena ver que el que está ahí no sabe, no tiene preparación para llevar adelante esa responsabilidad. No hablo de una preparación universitaria, sino que por las razones que sea, esa responsabilidad no la sabe llevar adelante, por eso digo que puedo ser útil para los coruñeses porque para esa responsabilidad de tener un cargo, que a la vez es una carga aunque la palabra suena mal, hay que tener experiencia de gestión. Puedo ser muy útil para los coruñeses, agilizar el día a día, no solo escribir esa partitura para que la ciudad se coloque en todos los foros, sino de resolver ese papel que cada vecino lleva al registro y que se vaya con seguridad de que su problema se va a resolver, no pedir una licencia y a saber si dentro de 18 meses tengo suerte y arreglo el bajo. 

Después de nueve años en la Xunta, ¿sentía la necesidad de un nuevo reto?
Lo que me vine planteando desde hace tiempo era la ciudad.  Todos tenemos un tiempo de tregua, le damos un tiempo de adaptación al nuevo gobierno, pero ver a la ciudad desde hace más de año y medio como la estoy viendo, ya no es de recibo y eso es lo que realmente me animó a dar el paso ahora.

¿Se ve alcaldesa en mayo?
Espero que sí, pero lo digo porque me voy a esforzar en que no me vea yo, sino que me vean los coruñeses, me voy a esforzar para que cualquier ciudadano cuando me vea, sienta que lo represento, aunque no me haya votado, que piense que le represento bien. Yo sí, pero espero que los coruñeses me vean como alcaldesa.

¿No conseguirlo es un fracaso?
No, nunca concibo la vida así, la puedo concebir en algún momento porque te haya dado algún tropiezo, pero mi filosofía es que de ellos también se aprende y hay que levantarse y seguir. Si esa circunstancia se diera, que estoy convencida de que no, hay que seguir convenciendo a más coruñeses y dando el do de pecho por ellos. Soy una tipa normal y lo único que quiero es poner todo lo que sé y mi buen hacer a vuestra disposición.

Viene de la Xunta, ¿Cómo le puede influir ese cambio?
Es bueno que alguien que se presente y que intente mejorar la calidad de vida de sus vecinos venga aprendido y con experiencia. Es bueno para la ciudad, hay muchos motivos por los que doy este paso. El primero porque siento pasión por esta ciudad y me enamora, también estoy ilusionada porque creo que puedo aportar, creo que puedo ser útil a los coruñeses y mejorar su calidad de vida, esta reflexión personal es porque he sido conselleira. He pasado nueve años y medio de gestión, es algo que puedo exportar a la ciudad y que me viene bien.

¿Qué le dijo Alberto Núñez Feijóo?
La despedida fue emotiva, son nueve años a su lado. Emotiva y melancólica porque es pasar una página importante de mi vida y a la vez muy ilusionada porque comienzo otra que me ilusiona más que nada. Me dio muchísima fuerza, me dio a entender es que es mi proyecto vital y es lo mejor que le puede pasar a la ciudad. Me dijo: peléalo al 1000%.

Fuente: El Ideal Gallego